miércoles, 19 de marzo de 2008

M. CHANING

Tiene el nombre de reina, la inicial de jefa del servicio de inteligencia británico, la edad de la Montiel, y unos secretos de familia que ella misma se ha encargado de custodiar. No he visto Falcon Crest pero Chaning sería un buen apellido para ella.

La veo sentada tomando un té con Isabel II y la Duquesa de Alba, de hecho me extraña que no esté emparentada con ambas (debería hacerle un análisis de sangre, ¿quién sabe lo que podría descubrir?); la veo con sus zorros al cuello, con los que gusta de hacer una "carantoña" al niño que tenga a su vera al momento de ponérselos, la veo con sus ricitos, diría que fruto del mismo peluquero que la Queen, la veo con sus perlas y su pintalabios siempre a mano para recibir, porque eso sí, cada tarde tiene audiencia, no hay familia de la hight society de la city que no envíe una representación para transmitirle las novedades de su prole, los nuevos nacimientos, divorcios, matrimonios, noviazgos.... si quieres saber algo ella es la persona.

La veo con sus vídeos y dvd's, los maneja como ha hecho con lo que ha querido, en ella películas que deberían estar en filmotecas, películas en las que sale ella de niña, que sí, que también lo fué, películas en las que salen sus nietas de bailarinas, películas de todas las bodas... La visita que acuda en medio de alguno de estos visionados tendrá el enorme de placer de compartirlos.
La veo con su piano, ofreciendo un recital a la visita de la tarde, la veo en la cocina dirigiendo al personal, que, ya no es como el de antes pero que se le va a hacer, al menos ahora a reencontrado una campanilla que le permite llamar al servicio sin tener que forzar la voz.

Me gustaría arrancarle esos secretos, secretos que se van desgranando por el tiempo pero no por su boca, jugó con el destino a su conveniencia y, cuando el destino buscó otros caminos para seguir su plan, todo quedó enterrado en capas de misterio y ganchillo. Y ahí quedan, sabiendo lo que puede llegar a hacer es una gran aliada para el bando en que milite. En cualquier ocasión, su nombre es una llave para abrir muchas puertas en esta pequeña ciudad.

Y después, queda su otra parte, la parte que ninguna noche se olvida de preparar o encargar comida para los animales perdidos que quieran vistar su jardín, la parte en que su memoria viajará a otros tiempos , la parte en que si su cuerpo no lo desmintiera volvería a tener 30 años.

7 comentarios:

aunqueyonoescriba dijo...

¿Y ella quién es? familia de tu marido ¿no? vamos que perteneces a la alta alcurnia de su ciudad

BACCI dijo...

jajajaja que ojo!!!

María dijo...

Vaya!!! Parece una señora interesantísima, de esas que crees que conoces pero sabes que te sorprenderían si quisieran.

Me gusta la gente que calla más de lo que dice

IBI dijo...

bacci no me digas que tu vas a ser pariente o algo de la presler jajajajajjaja

Celia dijo...

Bueno, bueno... que señora más interesante... aunque claro si la comparas con la Chaning debe tener su puntito de maldad, no? Cuenta, cuenta.... que nos dejas en ascuas!!!

mala dijo...

jjjajajj eres la monda lironda!

Nais dijo...

Pero...¿quién es? porque es sorprendente.